Miércoles, 26 de Julio de 2017
  •  

     

     

     

    Catedral

  • Colegiata de San Miguel
    Aguilar

    Barrio Santa María

    Colmenares de Ojeda

  •  

     

    Virgen del Brezo

     

    Pisón de Castrejón

  • Iglesia de Santiago
    Carrión

    Virgen del Valle

    Virgen Blanca
    Villalcazar de Sirga

  •  

     

    El Cristo del Otero

     

    Iglesia de San Miguel

Delegación de la Palabra

Delegado y Director de Obras Misionales Pontificias: D. Dionisio Antolín Castrillo.

 

Responsable de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso: D. Eduardo de la Hera Buedo.

 

Directora Diocesana de Catequesis: Hna. Mª Lourdes Caminero León.

 

Miembros-Colaboradores: D. Eduardo de la Hera Buedo, Dña. Concepción Montes Valero, Dña. Desiré López Ramos, D. Juan Carlos Calleja López, D. Teodoro Valbuena Fernández, Dña. Paula Rodríguez Termenón, Dña. Mª Ángeles Rodríguez Cordero, D. Javier Rodríguez Casero y D. Julián Ángel Sainz de la Cruz.

 


 

 

 

Las tareas encomendadas al Delegado diocesano de la Palabra y a su equipo de colaboradores son las siguientes:

 

 

ENSEÑANZA RELIGIOSA ESCOLAR

 

El Delegado de la Palabra será el encargado de seleccionar el profesorado de enseñanza religiosa escolar de entre los profesores que, reuniendo los requisitos previos de titulación académica correspondiente, estén en posesión de la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica (DECA), para proponerlos a la Administración Educativa a efecto de ser adscritos a los Centros de la Escuela Pública, según las demandas educativas comunicadas, para cada año escolar, por los organismos oficiales correspondientes.

 

Igualmente vigilará que la enseñanza religiosa escolar se imparta en los centros concertados y/o de iniciativa social por profesores que, reuniendo los requisitos anteriormente mencionados (titulación y DECA), sean propuestos por los Centros al Ordinario diocesano para recibir la Missio Canónica.

 

El Delegado de la Palabra y su equipo de colaboradores para la Enseñanza Religiosa escolar supervisarán y promoverán la enseñanza de la religión y de la moral católica tanto en la escuela concertada y de iniciativa social como en la pública. Además, organizarán actividades de formación permanente del profesorado, tanto de educación infantil, como de primaria, secundaria y bachillerato.

 

PASTORAL UNIVERSITARIA

 

Un equipo especializado de la Delegación de la Palabra fomentará la Pastoral con los alumnos y profesores de los distintos centros académicos de rango universitario y cuidará las relaciones entre la Iglesia diocesana y el mundo de la cultura, favoreciendo el diálogo con las diversas instituciones científicas y culturales de la sociedad civil.

 

CATEQUESIS

 

El Directorio General de la Catequesis establece que “el fin de la catequesis es poner no sólo en contacto sino en comunión, en intimidad con Jesucristo... Para la maduración de la vida cristiana hay que cultivar todas sus dimensiones: el conocimiento de la fe, la vida litúrgica, la formación moral, la oración, la pertenencia comunitaria, el espíritu misionero. Si la catequesis descuidara alguna de ellas, la fe cristiana no alcanzaría todo su crecimiento” (n. 80 y 87)

 

El equipo de catequesis de la Delegación de la Palabra, tiene como cometido difundir las orientaciones del Directorio General de la Catequesis y ayudar a los párrocos a adoptar el catecismo “Jesús es el Señor” y los sucesivos catecismos de la Conferencia Episcopal Española que vayan apareciendo.

 

Igualmente, el equipo de catequesis deberá tener especial cuidado en promover el catecumenado de adultos en todas las parroquias, proporcionando los materiales diocesanos preparados para su implantación y funcionamiento.

 

La formación permanente teológica y pedagógica de los catequistas es competencia del equipo de catequesis de la Delegación de la Palabra, con la ayuda del Instituto de Ciencias Religiosas. Para ello promoverán, con la debida colaboración de los arciprestes, escuelas de catequistas en los distintos arciprestazgos.

 

MISIONES Y OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS

 

El Obispo diocesano, oído el Delegado de la Palabra, designará a un sacerdote, religioso o laico, para que se encargue de la animación misionera en la diócesis, a fin de que todos estén preocupados por el anuncio del Evangelio ad gentes y para mantener una relación frecuente con los misioneros de Palencia. Esta misma persona podría ser propuesta como Director Diocesano de las Obras Misionales Pontificias, para organizar las colectas a favor de las misiones, especialmente la del día del DOMUND.

 

ECUMENISMO Y RELACIONES INTERCONFESIONALES

 

Igualmente, de entre el equipo de colaboradores de la Delegación de la Palabra, el Obispo diocesano designará a un sacerdote como responsable de la acción ecuménica de la diócesis y de las relaciones interconfesionales. A este sacerdote le corresponde fomentar la sensibilidad hacia la plena comunión de las Iglesias y Comunidades eclesiales cristianas, organizar la Semana de Oración para la unidad de los cristianos y cuidar las relaciones con otras confesiones cristianas presentes, en su caso, en la diócesis.