Sábado, 16 de Diciembre de 2017
  •  

     

     

     

    Catedral

  • Colegiata de San Miguel
    Aguilar

    Barrio Santa María

    Colmenares de Ojeda

  •  

     

    Virgen del Brezo

     

    Pisón de Castrejón

  • Iglesia de Santiago
    Carrión

    Virgen del Valle

    Virgen Blanca
    Villalcazar de Sirga

  •  

     

    El Cristo del Otero

     

    Iglesia de San Miguel

7.107 alumnos comienzan el curso en los centros educativos palentinos de Escuelas Católicas Castilla y León

Los 19 colegios comparten un modelo educativo común y vuelven a contar con la confianza de las familias de la provincia, que apuestan por una educación de calidad e innovadora

 

Los centros educativos pertenecientes a Escuelas Católicas Castilla y León en Palencia, 19, han iniciado el curso 2017-2018 con 7.107 alumnos en sus aulas. Una cifra similar a la del pasado curso y que de nuevo vuelve a mostrar la confianza que ponen las familias de la provincia en esta educación.

 

Una educación que se caracteriza por “el buen clima social, la formación en valores, la atención personalizada, la estabilidad del profesorado, la integración de cualquier tipo de alumno, la ayuda para formular el proyecto de vida de cada alumno, las buenas relaciones con la dirección provincial”, explicó hoy la presidenta de Palencia de Escuelas Católicas Castilla y León, María Estela Guerra, durante la presentación del curso escolar en el Colegio Santa Clara de Asís. La educación concertada católica representa en Palencia el 31% del total, y cuenta además con la presencia de 691 profesionales.

 

En la provincia de Palencia son 19 los centros concertados de Escuelas Católicas que han abierto este curso sus puertas: quince en Palencia y uno en Venta de Baños, Villamuriel de Cerrato, Dueñas y Aguilar de Campoo.

 

Todos estos centros mantienen un modelo educativo compartido con valores comunes: la educación integral de sus alumnos, una educación en valores con una atención individualizada y un constante seguimiento, que favorece la preparación del alumno, tanto académica como emocional. “En los centros de Escuelas Católicas los alumnos recibirán una educación cristiana abierta, una formación que les aportará sentido vital y humanidad”, comentó el Secretario Autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, Leandro Roldán Maza, también presente en la presentación. “Estos son los ejes en torno a los que articulamos nuestra propuesta de educación, en un proyecto educativo-pastoral que sitúa a la persona en el centro, en la integridad de todas sus dimensiones”, añadió María Estela Guerra.

 

 

 

 

Los centros concertados católicos siguen apostando por la mejora en innovación tecnológica en las aulas. Ocho de nuestros centros cuentan con la certificación TIC que otorga la Consejería de Educación, y cuatro de ellos poseen el nivel TIC 5, el máximo.

 

Otro reto sigue siendo la mejora en la enseñanza de idiomas. Hay 20 secciones bilingües repartidas en 11 centros. Además, existen 8 centros que han añadido a su oferta el Plan PIPE (Plan de Plurilingüismo Educativo) y 5 que se han adscrito al nuevo Plan BIBE.

 

La red autonómica de Escuelas Católicas Castilla y León está compuesta por 183 centros y cuentan este curso con 99.900 alumnos y 9.000 profesionales. Un número de escolares que representa el 27,5% del total de la educación de la comunidad

 

El Secretario Autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, Leandro Roldán Maza, se reúne hoy con los titulares y directivos de los centros palentinos para compartir información sobre las novedades que trae consigo el nuevo curso 2017-2018 y tratar temas relevantes de carácter laboral, económico y jurídico- administrativo.

 

REIVINDICACIONES

 

La última resolución de conciertos de la Consejería de Educación, con un periodo de aplicación de 6 años, permitirá dar más estabilidad al sector en los próximos cursos, pero Escuelas Católicas Castilla y León lamenta la continua pérdida de unidades y la falta de creación de nuevas unidades de apoyo, muy necesarias en todos sus centros. En este curso 2017-2018, los centros concertados católicos tendrán 4.292 unidades, 16 menos que el anterior. “Desde la federación lamentamos este ajuste a la baja de conciertos ya que creemos que lo más positivo para el avance y progreso de la calidad educativa y la libertad de elección de educación es el crecimiento y no la supresión de unidades para que las familias puedan seguir eligiendo la educación de sus hijos. Esta eliminación de unidades conlleva una posible pérdida de empleo”, explicó el Secretario Autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León.

 

Además, en Formación Profesional se produce un mínimo crecimiento, 7 unidades, “pero insuficiente ya que seguimos creyendo necesario ampliar el mapa escolar de Castilla y León, reforzar este tipo de estudios y crear un mayor número de títulos de FP”, añadió.

 

“Consideramos que la educación concertada posee un gran valor por su gran aportación al sistema educativo de Castilla y León, un sistema de calidad que se sustenta en el buen trabajo de la educación pública y la concertada, con un enfoque complementario que valora la riqueza de ambos sistemas y que da la posibilidad de elección a las familias, lo que enriquece el sistema educativo. Por eso Escuelas Católicas Castilla y León continuará defendiendo el derecho de las familias a elegir la formación de sus hijos”, dijo Leandro Roldán.

 

Desde Escuelas Católicas Castilla y León se avala también el compromiso de la administración autonómica por apostar por la educación de calidad en sus presupuestos para el año 2017, aunque seguiremos insistiendo en denunciar las dificultades económicas que atraviesa la escuela concertada.

 

No en vano, el presupuesto dirigido a la concertada continúa sin incrementarse lo suficiente a pesar de que la Consejería ha dado un paso en la partida de Otros Gastos en centros con alumnos plurideficientes. Pero la partida general de este concepto (que se destina al pago del personal no docente, al equipamiento necesario para la labor educativa y al mantenimiento del centro: luz, calefacción, reparaciones ordinarias…), “continúa siendo insuficiente ya que los costes reales del funcionamiento de un centro educativo son deficitarios”, explicó el Secretario Autonómico de la patronal. Hay que recordar que los colegios concertados de Castilla y León sólo reciben el 50% de lo necesario para cubrir los gastos de mantenimiento y funcionamiento de la actividad educativa.

 

Desde Escuelas Católicas Castilla y León se insistirá en defender un presupuesto digno y justo para educación concertada, ya que es una educación de calidad, complementaria, necesaria y elegida por una amplia mayoría de las familias. Los conciertos educativos son el único instrumento que las familias tienen para ejercer la libertad de elección de centro y para que la libertad sea real y auténtica, “demandamos una justa financiación de conciertos y pedimos que nuestros alumnos gocen de los mismos derechos y no se sientan discriminados”, comentó Roldán.

 

Por último, Escuelas Católicas Castilla y León luchará este curso por completar el horario para orientadores de Primaria en centros de dos, tres y cuatro líneas. En la actualidad, las horas concertadas y la inversión económica destinadas a este servicio son insuficientes para cubrir la demanda de nuestros alumnos.

 

¿QUÉ ES ESCUELAS CATÓLICAS CASTILLA Y LEÓN?

 

Escuelas Católicas Castilla y León posee una amplia experiencia educativa y una red de centros y profesores que incluye 183 colegios, más de 9.000 trabajadores y representa al 27,5% del alumnado de Castilla y León con 100.000 niños en sus aulas. Es la organización más representativa de titulares de centros concertados de Castilla y León y una de las comunidades educativas con más peso de la región.