Jueves, 26 de Abril de 2018
  •  

     

     

     

    Catedral

  • Colegiata de San Miguel
    Aguilar

    Barrio Santa María

    Colmenares de Ojeda

  •  

     

    Virgen del Brezo

     

    Pisón de Castrejón

  • Iglesia de Santiago
    Carrión

    Virgen del Valle

    Virgen Blanca
    Villalcazar de Sirga

  •  

     

    El Cristo del Otero

     

    Iglesia de San Miguel

Uncategorised

Caminamos hacia el Domingo

DOMINGO, 22 DE ABRIL
IV DOMINGO DE PASCUA

 

 

Hch 4, 8-12. No hay salvación en ningún otro.

Sal 117. La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular.

1 Jn 3, 1-2. Veremos a Dios tal cual es.

Jn 10, 11-18. El buen pastor da su vida por las ovejas.

 

«Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo las roba y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el Buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a esas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño y un solo Pastor. Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre».

 

 

COMENTARIO

 

Después de haber oído los relatos sobre las apariciones de Jesús resucitado, este domingo Jesús se proclama como el buen Pastor.

 

Es importante enfatizar que no se trata de cualquier pastor, ¡es un verdadero PASTOR! ¿Por qué? Porque presenta tales características que así lo definen: Se da a sí mismo sin reservas, conoce a cada una de las ovejas y las cuida, es libre en obediencia al Padre y quiere que seamos un solo rebaño.

 

En el Antiguo Testamento los profetas ya anunciaban las características de aquel que se designa Pastor (cf. Ez 34,2; Jr 23,1-4; Zc 11,17) y también denunciaban a los falsos pastores. Jesús viene a ser la imagen del verdadero Pastor, demuestra autenticidad en sus palabras y en sus enseñanzas, y tiene como fundamento el amor.

 

¿Quién de nosotros no desea ser amado por alguien que nos conduzca por caminos tranquilos, que nos proporcione paz, aunque tengamos cruces y sufrimientos? Pues Jesucristo va por delante y nos quiere dar lo que anhela nuestro corazón. Él nos guía, nos cuida, nos conduce, y es digno de confianza.

 

Hoy también es un día de oración por las vocaciones, día propicio para rezar por todos lo que tienen la misión de anunciar Cristo vivo y resucitado al mundo. Jesús, buen Pastor, por medio de su misión quiere mantener la unidad (cf Jn 10,16) atrayéndonos a Él. Y más aún: Confía esta misión a la Iglesia y para eso envía personas que sean testigos suyos en el mundo, y que ayuden a muchos a mirarlo y contemplarlo como el buen Pastor.

 

Por ello, la invitación hoy es mirar al verdadero Pastor y seguirlo con todo lo que somos y tenemos. Que el Espíritu Santo nos conceda esta gracia.

 

MEDITACIÓN

 

“El Señor es mi pastor, nada me falta:
En verdes praderas me hace recostar;
Me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas;
Me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo,
porque tu vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan”.

(Salmo 22,1-4)

 

Pensando un poco en estas palabras del salmista:

 

- ¿Reconozco a Jesús como el verdadero Pastor, le agradezco, y me dejo guiar por Él?

- ¿Qué es lo que implica y a qué me invitan los rasgos de Jesús como verdadero Pastor?

 

ORACIÓN

 

Pastor bueno, vela compasivo sobre tu rebaño y conduce a los pastos eternos a las ovejas que has redimido con la Sangre preciosa de tu Hijo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. AMEN (Oración después de la comunión)

 

Autoría del comentario: Comunidad de Monjas Dominicas
Monasterio Nuestra Señora de la Piedad (Palencia)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

*****************

 

 

LECTURAS DE LA SEMANA

 

LUNES, 23 DE ABRIL

 

Hch 11, 1-18. Así pues, también a los gentiles les ha otorgado Dios la conversión que lleva a la vida.

Sal 41. Mi alma tiene sed de ti, Dios vivo.

Jn 10, 1-10. Yo soy la puerta de las ovejas.

 

«En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ese es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A este le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz: a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños».

 

Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: «En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estragos; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante».

 

MARTES, 24 DE ABRIL

 

Hch 11, 19-26. Se pusieron a hablar a los griegos, anunciándoles la Buena Nueva del Señor Jesús.

Sal 86. Alabad al Señor todas las naciones.

Jn 10, 22-30. Yo y el Padre somos uno.

 

Se celebraba entonces en Jerusalén la fiesta de la Dedicación del templo. Era invierno, y Jesús se paseaba en el templo por el pórtico de Salomón. Los judíos, rodeándolo, le preguntaban: «¿Hasta cuándo nos vas a tener en suspenso? Si tú eres el Mesías, dínoslo francamente». Jesús les respondió: «Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, esas dan testimonio de mí. Pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas. Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, lo que me ha dado, es mayor que todo, y nadie puede arrebatarlas de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno».

 

MIÉRCOLES, 25 DE ABRIL

 

1 Pe 5, 5b-14. Os saluda Marcos, mi hijo.

Sal 88. Cantaré eternamente tus misericordias, Señor.

Mc 16, 15-20. Proclamad el Evangelio a toda la creación.

 

Y les dijo: «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y sea bautizado se salvará; el que no crea será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos».

 

Después de hablarles, el Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a predicar por todas partes y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

 

JUEVES, 26 DE ABRIL

 

1 Cor 2, 1-10. Vuestra fe se apoye en el poder de Dios.

Sal 118. Lámpara es tu palabra para mis pasos, luz en mi sendero.

Mt 5, 13-16. Vosotros sois la luz del mundo.

 

Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos.

 

VIERNES, 27 DE ABRIL

 

Hch 13, 26-33. Dios ha cumplido su promesa resucitando a Jesús.

Sal 2. Tú eres mi hijo: yo te he engendrado hoy.

Jn 14, 1-6. Yo soy el camino y la verdad y la vida.

 

«No se turbe vuestro corazón, creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no, os lo habría dicho, porque me voy a prepararos un lugar. Cuando vaya y os prepare un lugar, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino». Tomás le dice: «Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?». Jesús le responde: «Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí».

 

SÁBADO, 28 DE ABRIL

 

Hch 13, 44-52. Sabed que nos dedicamos a los gentiles.

Sal 97. Los confines de la tierra han contemplado la salvación de nuestro Dios.

Jn 14, 7-14. Quien me ha visto a mí ha visto al Padre.

 

«Si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto». Felipe le dice: «Señor, muéstranos al Padre y nos basta». Jesús le replica: «Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace las obras. Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre en mí. Si no, creed a las obras.

 

En verdad, en verdad os digo: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores, porque yo me voy al Padre. Y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré».

 

 

 

Mons Dei - Capítulos

 

 

Mons Dei constará de siete capítulos. En la Iglesia de Santa Cecilia se ubicarán los dos primeros, y los cinco restantes se desarrollarán en la Colegiata de San Miguel, se desarrollarán los restantes:

 

Capítulo I: “Levanto mis ojos a los montes” (Sal 121, 1)

 

Capítulo II: “Del Sinaí al Santuario” (Sal 67,18)

 

Capítulo III: La nubecilla del Carmelo

 

Capítulo IV: Cristo, el monte de salvación

 

Capítulo V: “Una ciudad puesta en lo alto de un monte” (Mt 5, 14)

 

Capítulo VI: La subida al monte de perfección.

 

Capítulo VII: “Preparará el Señor para todos los pueblos en este monte un festín...” (Is 25,6)

 

Mons Dei - Ecclesia Dei

 MonsDei Aguilar2018

 

Las montañas han sido veneradas en las grandes religiones como lugares sagrados donde el hombre experimenta lo “tremendo y fascinante” del Misterio. A ellas levanta sus ojos y dirige sus pasos buscando la unión con Dios. Los montes simbolizan la cima de la Creación Divina, la morada donde la revelación trasciendo, el lugar donde están llamados los hombres para encontrarse con Él y alcanzar la perfección.

 

Bajo el titulo de Mons Dei, entre mayo y noviembre, la exposición de Aguilar de Campoo profundizará en el rico significado de la montaña dentro de la tradición simbólica cristiana y de la extensa historia religiosa de la humanidad. Una propuesta de fe, arte, naturaleza, en ese empeño de convertir cada edición de Las Edades del Hombre en un diálogo entre la Fe y la Cultura.

 

Mons Dei se complementa con Ecclesia Dei... Pocas realidades son capaces de aunar en la montaña a Dios y a los hombres como lo hacen las iglesias románicas, atrapadas por el tiempo en la montaña palentina. Por ello, a Mons Dei se le añade una invitación a recorrer también el entorno y hallar cobijo entre sus templos románicos. Una invitación a encontrar a Dios en las iglesias y ermitas de nuestros pequeños pueblos.

 

 

 

 

Mons Dei - Sedes

Mons Dei, Las Edades del Hombre en Aguilar de Campoo se desarrollará en dos sedes:

 

Iglesia de Santa Cecilia

 

 

 

Declarada Monumento Histórico Artístico en 1963, la iglesia de Santa Cecilia se asienta en la ladera sureste del castillo. Por sus características estilísticas y formales, su construcción se encuadra en la segunda mitad del siglo XII y principios del XIII.

 

En su actual apariencia, es el resultado de tres campañas productivas: una primera de la segunda mitad del siglo XII en la que el templo se compondría de una sola nave, ábside semicircular y torre adosada al muro sur.

 

Poco después, durante la primera mitad del siglo XIII se ampliaría el espacio eclesial a tres naves, se abriría su nueva portada meridional y se recrecería la preexistente nave central. Por último, ya durante la Edad Moderna, se reedificaría el ábside central, con parte de sus sillares primitivos.

 

Tiene tres naves canónicamente orientadas que rematan en una cabecera de testero recto de la que sólo sobresale en planta la central, la cual vendría a sustituir a una primitiva semicircular. En el muro sur se abre su portada principal, pero es su campanario, levantado en el ángulo suroriental del edificio justo sobre lo que sería el ábside de la nave sur, uno de los elementos que confieren personalidad propia a la iglesia de Santa Cecilia. Conservado en su integridad original se trata de uno de los mejores exponentes de torres-campanario románicos de la Península Ibérica.

 

 

Colegiata de San Miguel

 

 

 

Su origen se remonta a época visigoda, aunque posteriormente se reedificó en época románica y, por último, en el siglo XV. En el edificio actual se combinan diferentes estilos, desde el románico hasta el renacentista.

 

Hay restos románicos en una portada en la fachada occidental, ventanales, canecillos y el tímpano de otra puerta que muestra a Cristo en Majestad.

 

El resto del edificio es básicamente gótico del siglo XV, aunque de traza muy primitiva y apegada en algunos casos todavía a la tradición románica, como se aprecia en su gran puerta de arquivoltas apuntadas sobre columnas con capiteles vegetales.

 

La cabecera gótica es imponente, con planta poligonal con grandes contrafuertes en las esquinas y ventanales apuntados.

 

En el exterior también destaca la torre herreriana del hastial occidental, que es visible desde casi todas las calles de Aguilar.

 

El interior es de tres naves cubiertas con bóvedas de crucería.

 

La Plaza Mayor ha vivido hoy la celebración del Día de Escuelas Católicas en Palencia

 

 

 

Ver más fotos

 

Los 19 los centros concertados pertenecientes a Escuelas Católicas, que se suman a los 182 centros educativos concertados pertenecientes a Escuelas Católicas Castilla y León celebran hoy el Día de Escuelas Católicas Castilla y León. Durante esa jornada se organizan diferentes actos comunes en las diferentes provincias de la comunidad pero también cada centro realiza distintas actividades.

 

El tema elegido para la celebración de esta jornada es:Escuelas Católicas: Educación en familia”. No en vano, los colegios concertados católicos de Castilla y León son un referente en la educación de la comunidad, un hecho que se demuestra cada curso con la confianza depositada por miles familias, que pueden elegir estos centros y la educación de sus hijos con libertad.

 

Leer más...