Jueves, 21 de Septiembre de 2017
  •  

     

     

     

    Catedral

  • Colegiata de San Miguel
    Aguilar

    Barrio Santa María

    Colmenares de Ojeda

  •  

     

    Virgen del Brezo

     

    Pisón de Castrejón

  • Iglesia de Santiago
    Carrión

    Virgen del Valle

    Virgen Blanca
    Villalcazar de Sirga

  •  

     

    El Cristo del Otero

     

    Iglesia de San Miguel

Uncategorised

En el Año de Santa Teresa

Cuando nos resulta difícil rezar

 

Segunda Catequesis de Mons. Escudero en el Año de Santa Teresa de Jesús

 

Terminaba mi primera catequesis, en este año jubilar de Santa Teresa, diciendo: “dos pasos, pues, para iniciar, o reiniciar, un camino de perfección para el encuentro con Dios: evitar el pecado, no sólo el pecado mortal, sino incluso el pecado venial consentido y deliberado, y practicar diariamente un tiempo de oración, leyendo la palabra de Dios, meditándola y hablándole de nuestra vida a nuestro Señor Jesucristo”. Pero, al igual como le ocurrió a la Santa, puede ser que también a nosotros nos resulte difícil rezar y vayamos abandonando la oración. Y esto es fatal, puesto que la oración es el criterio por el que puede medirse nuestra vida espiritual. En el libro de su Vida nos describe las dificultades que tuvo para poder rezar durante mucho tiempo, a pesar de que se esforzaba por hacerlo bien: “Muchas veces, algunos años, tenía más en cuenta con desear se acabase la hora que tenía que estar y escuchar cuando daba el reloj, que no en otras cosas buenas; y hartas veces no sé qué penitencia grave se me pusiera delante que no la acometiera de mejor gana que recogerme a tener oración”.

 

Leer más

 

La Conversión y la Oración

 

Primera Catequesis de Mons. Escudero en el Año de Santa Teresa de Jesús

 

El 15 de Octubre comenzamos el Año Jubilar de Santa Teresa de Jesús, con motivo de cumplirse el quinto centenario de su nacimiento, un año para meditar sobre sus enseñanzas como doctora de la Iglesia y una ocasión para renovar nuestra vida espiritual, según el camino que ella nos propone para alcanzar la santidad, el encuentro con Dios. En su libro Las moradas, que también puede denominarse El castillo interior, considera el alma como un castillo medieval donde hay muchos aposentos. En el centro del castillo, está la estancia principal en la que el alma se encuentra por fin a solas con el señor del castillo, con Dios. Para ir avanzando a través de los siete aposentos que conducen a su encuentro, la llave es la oración, que nos va haciendo pasar de un estadio a otro. Durante todo este Año Jubilar iremos recorriendo, a través de nuevas catequesis, conferencias y actos litúrgicos este itinerario que nos puede llevar, con la gracia de Dios, a un avance decisivo en nuestra vida espiritual. Los primeros pasos en esta aventura religiosa (mansiones primera a tercera) son, según Santa Teresa, el deseo de abandonar el pecado, tanto mortal como venial (conversión), y el perseverar en la oración en la presencia de Dios.

 

Leer más

 

Carta del Papa Francisco en el comienzo del Año Jubilar de Santa Teresa

 

15 de octubre de 2014

 

El 28 de marzo de 1515 nació en Ávila una niña que con el tiempo sería conocida como santa Teresa de Jesús. Al acercarse el quinto centenario de su nacimiento, vuelvo la mirada a esa ciudad para dar gracias a Dios por el don de esta gran mujer y animar a los fieles de la querida diócesis abulense y a todos los españoles a conocer la historia de esa insigne fundadora, así como a leer sus libros, que, junto con sus hijas en los numerosos Carmelos esparcidos por el mundo, nos siguen diciendo quién y cómo fue la Madre Teresa y qué puede enseñamos a los hombres y mujeres de hoy.

 

Leer más

 

Carta de Mons. Escudero en el comienzo del Año Jubilar de Santa Teresa

 

12 de octubre de 2014

 

El 15 de octubre comenzamos el Año Jubilar de Santa Teresa de Jesús, con motivo de cumplirse el quinto centenario de su nacimiento, un año para meditar sobre sus enseñanzas como doctora de la Iglesia y una ocasión para renovar nuestra vida espiritual, según el camino que ella nos propone para alcanzar la santidad, el encuentro con Dios. En su libro Las moradas, que también puede denominarse El castillo interior, considera el alma como un castillo medieval donde hay muchos aposentos. En el centro del castillo, está la estancia principal en la que el alma se encuentra por fin a solas con el señor del castillo, con Dios. Para ir avanzando a través de los siete aposentos que conducen a su encuentro, la llave es la oración, que nos va haciendo pasar de un estadio a otro. Durante todo este Año Jubilar iremos recorriendo, a través de nuevas catequesis, conferencias y actos litúrgicos este itinerario que nos puede llevar, con la gracia de Dios, a un avance decisivo en nuestra vida espiritual. Los primeros pasos en esta aventura religiosa (mansiones primera a tercera) son, según Santa Teresa, el deseo de abandonar el pecado, tanto mortal como venial (conversión), y el perseverar en la oración en la presencia de Dios.

 

Leer más

 

 

Alocución de Mons. Blázquez en la apertura de V Centenario del nacimiento de Santa Teresa

 

 

 

15 de octubre de 2014

 

 

 

En el centro de la ciudad de Ávila, en la Plaza de Santa Teresa, nos hemos reunido para recordar las obras de la misericordia de Dios, para cantar sus maravillas, para hacer el elogio de una mujer excepcional que nos ha precedido en la fe en Dios, en el amor a Jesucristo y en los trabajos por el Evangelio (cf. Eclo. 44, 1; Heb. 12, 1). La memoria de Santa Teresa de Jesús, nacida cerca de esta plaza hace 500 años, nos ha convocado esta mañana. Su recuerdo está vivo entre nosotros; es motivo de alegría, de estímulo y de esperanza. Sus escritos son un libro vivo y la reforma que ella inició en el convento de San José, a pocos metros de aquí, enriquece con un nuevo estilo la vida religiosa dentro de la Iglesia.

 

 

 

Leer más

 

 

Decreto sobre Indulgencias en el Año de Santa Teresa

AÑO JUBILAR DE SANTA TERESA DE JESÚS
EN PALENCIA

 

En el V Centenario del nacimiento
de santa Teresa de Jesús

 

ESTEBAN ESCUDERO TORRES,
por la Gracia de Dios y de la Sede Apostólica,
Obispo de Palencia.

 

D E C R E T O

 

El Santo Padre Francisco concede el Año Jubilar Teresiano en España, con la consiguiente indulgencia plenaria, a los fieles verdaderamente arrepentidos, en las condiciones acostumbradas -confesión sacramental, Comunión Eucarística y oración por las intenciones del Romano Pontífice-, que podrán lucrar una vez al día y aplicar por las almas de los fieles todavía en el Purgatorio, visitando, en forma de peregrinación, la Catedral, el templo o santuario jubilar y asistiendo allí a algún rito sagrado o, al menos, orando durante un tiempo suficiente ante alguna imagen de santa Teresa solemnemente expuesta, terminando con la oración del Padrenuestro, Credo, invocación a la Virgen María y a santa Teresa de Jesús.

 

Los devotos cristianos que estuvieran impedidos a causa de la ancianidad o por grave enfermedad (o por vocación, por tener que guardar clausura papal), igualmente podrán lucrar la indulgencia plenaria si, arrepentidos de sus pecados y con propósito de cumplir lo antes posible las tres acostumbradas condiciones, ante alguna pequeña imagen de santa Teresa de Jesús, se unan espiritualmente a las celebraciones jubilares o peregrinaciones y recen el Padrenuestro y el Credo en su casa o en el lugar donde permanezcan a causa de impedimento, ofreciendo los dolores y molestias de la propia vida. Por lo cual

 

DISPONGO

 

Los lugares señalados en la Diócesis de Palencia, para poder lucrar la Indulgencia plenaria son:

 

La Catedral, el Monasterio de las MM Carmelitas Descalzas y las parroquias de Ntra. Sra. de la Calle y Ntra. Sra. del Carmen, en la ciudad; el Monasterio de las MM. Carmelitas Descalzas (Carrión de los Condes) y los santuarios: del Carmen (Barruelo), Virgen de Llano (Aguilar de Campóo), Virgen de la Piedad (Herrera de Pisuerga), El Brezo (Villafría de la Peña), El Cristo (Guardo), El Valle (Saldaña), Virgen de Revilla (Baltanás) y Virgen de Alconada (Ampudia).

 

Finalmente, para poder acceder con más facilidad al divino perdón conforme a la autoridad sacramental de la Iglesia, en aras de la caridad pastoral, ruego encarecidamente que el penitenciario y los canónigos, los párrocos y Rectores de los santuarios señalados se dispongan con ánimo generoso a la celebración penitencial y administren la Sagrada Comunión a los enfermos.

 

El presente decreto tendrá validez durante todo el Año Jubilar Teresiano (15 de Octubre de 2014 a 15 de Octubre de 2015), no obstando nada en contra.

Programa Año Jubilar de Santa Teresa

AÑO JUBILAR TERESIANO 2014-2015
V CENTENARIO DE SANTA TERESA DE JESÚS

 

15 de OCTUBRE de 2014

 

APERTURA AÑO JUBILAR TERESIANO 2014-2015
V CENTENARIO SANTA TERESA DE JESÚS

- 11:30 h: Eucaristía Solemne Concelebrada, presidida por el Sr. Obispo don Esteban Escudero Torres en el Monasterio de San José y de Nuestra Señora de la Calle de RR. MM. Carmelitas Descalzas de Palencia.

 

- 18:00 h: Eucaristía Concelebrada, presidida por el Sr. Obispo don Esteban Escudero Torres en el Monasterio de RR. MM. Carmelitas Descalzas de Carrión de los Condes (Palencia).

 

- 20:00 h: Eucaristía Estacional Concelebrada en la S. I. Catedral de Palencia, presidida por el Sr. Obispo don Esteban Escudero Torres.

 

 

17 de OCTUBRE de 2014

 

PRIMERA MEDITACIÓN TERESIANA

 

El Obispado de Palencia organiza las Meditaciones Teresianas con el título: “Santa Teresa de Jesús a través de sus escritos”

 

- 19:00 h: “Santa Teresa de Jesús a través de sus escritos: Vida”, Rvdo. Padre Luís Javier Fernández Frontela OCD Vicario de la Provincia de Castilla de Carmelitas Descalzos, Monasterio de RR. MM. Carmelitas Descalzas de Palencia.

 

 

18 de OCTUBRE de 2014

 

ENCUENTRO DE TERESAS

 

El Ayuntamiento de Palencia organiza “El Encuentro de Teresas” en colaboración con la Orden Carmelita Descalza y el Obispado de Palencia.

 

Monasterio RR. MM. Carmelitas Descalzas

 

- 10:45 h: Acogida-Himno V Centenario STJ para órgano de Francisco Palazón, en el Monasterio de San José y de Nuestra Señora de la Calle de RR. MM. Carmelitas Descalzas (junto al Centro Hospitalario Asistencial de San Luís).

 

- 11:00 h: Encuentro Teresiano a cargo del Rvdo. Padre Ángel Sánchez OCD y Ofrenda Floral a cargo del Grupo de Danzas Jorge Manrique de Palencia, con Exposición Mayor y Reserva del Santísimo en la capilla del monasterio.

 

- 12:00 h: Visita al Relicario Conventual.

 

Iglesia Parroquial de San Lázaro

 

- 13:00 h. Concierto de la Escolanía Niños de Coro de la S. I. Catedral de Palencia y Lectura Poética Teresiana a cargo de Jesús Merino Agudo profesor retirado, en la iglesia parroquial de San Lázaro.

 

CIUDAD TERESIANA FUNDACIONAL
EN LA DIÓCESIS DE PALENCIA

 

- 17:30 h. Solemne Eucaristía Concelebrada, presidida por el Sr. Obispo Don Esteban Escudero Torres, en la Iglesia Conventual de San Pablo OP, en Honor a Santa Teresa de Jesús.

 

- 18:30 h. Salida de la Procesión Magna de la imagen de Santa Teresa de Jesús, a cargo de la Orden Carmelita Descalza, portada por la cofradía de la Santa Vera Cruz de Palencia desde la Iglesia Conventual de San Pablo OP.

 

- Itinerario Procesión: Salida 18:30 h. desde la Plaza de San Pablo, Plaza de León, C/ Mayor, Cuatro Cantones, C/ Don Sancho, C/ Burgos, Plaza de San Lázaro, C/ Conde Vallellano, C/ Empedrada, C/ Colón, C/ San Bernardo, C/ Mayor, Plaza de León, C/ Eduardo Dato, C/ Santo Domingo de Guzmán, Plaza de San Pablo (llegada 20:30 h.)

 

 

18 y 19 de OCTUBRE de 2014

 

ORGANADA V CENTENARIO SANTA TERESA DE JESÚS

 

La Diputación de Palencia organiza en colaboración con el Obispado de Palencia, unas veladas musicales en la capital y provincia con la participación de siete organistas. El evento consiste en que en horarios de 11:00 h. a 14:00 h. y de 17:00 h. a 20:00 h. a las horas en punto e y media, los organistas interpreten el repertorio escogido sonando de forma casi ininterrumpida respetando el horario de culto.

 

- El Acto Inaugural en la jornada del día 18 de octubre tendrá lugar a las 10:45 h. en el Monasterio de San José y de Nuestra Señora de la Calle de Carmelitas Descalzas de Palencia, sonando el primero.

 

- Órganos Ciudad de Palencia 18 de octubre de 2014: S. I. Catedral de Palencia; iglesias de San Francisco y Nuestra Señora de la Calle; los conventos de Agustinas Recoletas y Nuestra Señora de la Piedad (Dominicas) y el Conservatorio de Música de Palencia. Mañana de 11 a 14 h. y Tarde de 17 a 20 h.

 

- Órganos Provincia de Palencia 19 de octubre de 2014: Iglesia de San Millán (Baltanás); Iglesia de San Mamés (Magaz de Pisuerga); Iglesia de Santa Eulalia (Torquemada). Mañana de 11 a 14 h. y Tarde de 17 a 20 h.

 

- El Concierto de Clausura de la jornada palentina del día 18 de octubre, bautizada como «Organada», tendrá lugar a las 21:00 h. en la iglesia de San Francisco y contará con la actuación de todos los organistas participantes y la interpretación del Himno V Centenario STJ por el organista José Ignacio Palacios Sanz y la soprano Ana Clara Vera Merino.

 

 

24 de OCTUBRE de 2014

 

SEGUNDA MEDITACIÓN TERESIANA

 

- 19:00 h: “Santa Teresa de Jesús a través de sus escritos: Camino de Perfección”, a cargo del Rvdo. Padre Luís Javier Fernández Frontela OCD Vicario de la Provincia de Castilla de Carmelitas Descalzos. Parroquia Ntra. Sra. Señora del Carmen.

 

 

31 de OCTUBRE de 2014

 

TERCERA MEDITACIÓN TERESIANA

 

- 19:00 h: “Santa Teresa de Jesús a través de sus escritos: Las Moradas”, a cargo del Rvdo. Padre Luís Javier Fernández Frontela OCD Vicario de la Provincia de Castilla de Carmelitas Descalzos. Parroquia Santa Marina.

 

 

7 de NOVIEMBRE de 2014

 

CUARTA MEDITACIÓN TERESIANA

 

- 19:00 h: “Santa Teresa de Jesús a través de sus escritos: Las Fundaciones”, a cargo del Rvdo. Padre Luís Javier Fernández Frontela OCD Vicario de la Provincia de Castilla de Carmelitas Descalzos. Parroquia Ntra. Sra. de la Calle.

 

 

27, 28 y 29 de DICIEMBRE de 2014

 

CONMEMORACIÓN FUNDACIONAL CIUDAD TERESIANA

 

Lectura Teresiana
Concierto Escolanía Niños de Coro de la S. I. Catedral
27 de Diciembre de 2014

El Obispado de Palencia organiza con motivo de la Fundación Palentina de San José y de Nuestra Señora de la Calle una Lectura Teresiana musicalizada con la Escolanía Niños de Coro de la S. I. Catedral.

 

- 19:00 h: Iglesia conventual de las RR. MM. Agustinas Recoletas: Lectura de las Poesías Teresianas por Marcelino Velasco, director de la Tello Tellez de Meneses, con la intervención de la Escolanía Niños de Coro de la S. I. Catedral.

 

Conmemoración de la entrada en Palencia
de Santa Teresa de Jesús
28 de Diciembre de 2014

- 20:30 h: El Ayuntamiento de Palencia organiza el evento Opera-Arte, en el Teatro Principal, con una Lectura Teresiana poética a cargo de la periodista y corresponsal en el Vaticano Paloma Gómez Borrero, junto al barítono Luís Santana, acompañados al piano por Antonio López Serrano con el título: “Teresa una Castellana vieja y recia de nombre”.

 

Eucaristía Conmemorativa Fundacional
29 de Diciembre de 2014

 

- 17:00 h: Las RR. MM. Carmelitas Descalzas, en el Monasterio de San José y de Nuestra Señora de la Calle, fieles a la tradición conventual, conmemoran la Entrada y Bienvenida a la Fundación de Palencia de Santa Teresa de Jesús, escenificada con la colaboración de la Diputación de Palencia, seguida de la lectura adaptada de la Fundación Palentina del “Libro de las Fundaciones, Cap. 29”, a cargo del Sacerdote Diocesano y Capellán de las RR. MM. Carmelitas Descalzas, Roberto García Villumbrales.

 

- 18:00 h: Comenzará el acto religioso con la Eucaristía Conmemorativa Fundacional, presidida por el Rvdo. Padre Provincial Miguel Márquez Calle OCD.

 

 

Año Jubilar de Santa Teresa de Jesús

Dios, Padre nuestro,
te alabamos y te bendecimos,
porque nos concedes la gracia de celebrar
el V centenario del nacimiento
de Santa Teresa de Jesús.

Señor Jesucristo, "amigo verdadero",
ayúdanos a crecer en tu amistad,
para que, como Teresa, hija de la Iglesia,
demos testimonio de tu alegría ante el mundo,
atentos a las necesidades
de la Humanidad.

Espíritu Santo,
ayúdanos a avanzar,
"con limpia conciencia y humildad",
en el camino de la vida interior,
cimentados en la verdad,
con renovado desprendimiento,
y amor fraterno incondicional.

Como Teresa de Jesús,
maestra de espiritualidad,
enséñanos a orar de todo corazón:
"Vuestra soy, Señor, para Vos nací
¿qué mandáis hacer de mi? Amén.


 
 


MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO EN EL COMIENZO DEL AÑO JUBILAR

Vaticano, 15 de octubre de 2014

 

A Monseñor Jesús García Burillo. Obispo de Ávila

 

Querido Hermano:

 

El 28 de marzo de 1515 nació en Ávila una niña que con el tiempo sería conocida como santa Teresa de Jesús. Al acercarse el quinto centenario de su nacimiento, vuelvo la mirada a esa ciudad para dar gracias a Dios por el don de esta gran mujer y animar a los fieles de la querida diócesis abulense y a todos los españoles a conocer la historia de esa insigne fundadora, así como a leer sus libros, que, junto con sus hijas en los numerosos Carmelos esparcidos por el mundo, nos siguen diciendo quién y cómo fue la Madre Teresa y qué puede enseñamos a los hombres y mujeres de hoy.

 

En la escuela de la santa andariega aprendemos a ser peregrinos. La imagen del camino puede sintetizar muy bien la lección de su vida y de su obra. Ella entendió su vida como camino de perfección por el que Dios conduce al hombre, morada tras morada, hasta Él y, al mismo tiempo, lo pone en marcha hacia los hombres. ¿Por qué caminos quiere llevamos el Señor tras las huellas y de la mano de santa Teresa? Quisiera recordar cuatro que me hacen mucho bien: el camino de la alegría, de la oración, de la fraternidad y del propio tiempo.

 

Teresa de Jesús invita a sus monjas a «andar alegres sirviendo» (Camino 18,5). La verdadera santidad es alegría, porque “un santo triste es un triste santo”. Los santos, antes que héroes esforzados, son fruto de la gracia de Dios a los hombres. Cada santo nos manifiesta un rasgo del multiforme rostro de Dios. En santa Teresa contemplamos al Dios que, siendo «soberana Majestad, eterna Sabiduría» (Poesía 2), se revela cercano y compañero, que tiene sus delicias en conversar con los hombres: Dios se alegra con nosotros. Y, de sentir su amor, le nacía a la Santa una alegría contagiosa que no podía disimular y que transmitía a su alrededor. Esta alegría es un camino que hay que andar toda la vida. No es instantánea, superficial, bullanguera. Hay que procurarla ya «a los principios» (Vida 13,1). Expresa el gozo interior del alma, es humilde y «modesta» (cf. Fundaciones 12,1). No se alcanza por el atajo fácil que evita la renuncia, el sufrimiento o la cruz, sino que se encuentra padeciendo trabajos y dolores (cf. Vida 6,2; 30,8), mirando al Crucificado y buscando al Resucitado (cf. Camino 26,4). De ahí que la alegría de santa Teresa no sea egoísta ni autorreferencial. Como la del cielo, consiste en «alegrarse que se alegren todos» (Camino 30,5), poniéndose al servicio de los demás con amor desinteresado. Al igual que a uno de sus monasterios en dificultades, la Santa nos dice también hoy a nosotros, especialmente a los jóvenes: «¡No dejen de andar alegres!» (Carta 284,4). ¡El Evangelio no es una bolsa de plomo que se arrastra pesadamente, sino una fuente de gozo que llena de Dios el corazón y lo impulsa a servir a los hermanos!

 

La Santa transitó también el camino de la oración, que definió bellamente como un «tratar de amistad estando muchas veces a solas con quien sabemos nos ama» (Vida 8,5). Cuando los tiempos son “recios”, son necesarios «amigos fuertes de Dios» para sostener a los flojos (Vida 15,5). Rezar no es una forma de huir, tampoco de meterse en una burbuja, ni de aislarse, sino de avanzar en una amistad que tanto más crece cuanto más se trata al Señor, «amigo verdadero» y «compañero» fiel de viaje, con quien «todo se puede sufrir», pues siempre «ayuda, da esfuerzo y nunca falta» (Vida 22,6). Para orar «no está la cosa en pensar mucho sino en amar mucho» (Moradas IV,1,7), en volver los ojos para mirar a quien no deja de miramos amorosamente y sufrimos pacientemente (cf. Camino 26,3-4). Por muchos caminos puede .Dios conducir las almas hacia sí, pero la oración es el «camino seguro» (Vida 21,5). Dejarla es perderse (cf. Vida 19,6). Estos consejos de la Santa son de perenne actualidad. ¡Vayan adelante, pues, por el camino de la oración, con determinación, sin detenerse, hasta el fin! Esto vale singularmente para todos los miembros de la vida consagrada. En una cultura de lo provisorio, vivan la fidelidad del «para siempre, siempre, siempre» (Vida 1,5); en un mundo sin esperanza, muestren la fecundidad de un «corazón enamorado» (Poesía 5); y en una sociedad con tantos ídolos, sean testigos de que «sólo Dios basta» (Poesía 9).

 

Este camino no podemos hacerlo solos, sino juntos. Para la santa reformadora la senda de la oración discurre por la vía de la fraternidad en el seno de la Iglesia madre. Ésta fue su respuesta providencial, nacida de la inspiración divina y de su intuición femenina, a los problemas de la Iglesia y de la sociedad de su tiempo: fundar pequeñas comunidades de mujeres que, a imitación del “colegio apostólico”, siguieran a Cristo viviendo sencillamente el Evangelio y sosteniendo a toda la Iglesia con una vida hecha plegaria. «Para esto os juntó Él aquí, hermanas» (Camino 2,5) y tal fue la promesa: «que Cristo andaría con nosotras» (Vida 32,11). [Qué linda definición de la fraternidad en la Iglesia: andar juntos con Cristo como hermanos! Para ello no recomienda Teresa de Jesús muchas cosas, simplemente tres: amarse mucho unos a otros, desasirse de todo y verdadera humildad, que «aunque la digo a la postre es la base principal y las abraza todas» (Camino 4,4). ¡Cómo desearía, en estos tiempos, unas comunidades cristianas más fraternas donde se haga este camino: andar en la verdad de la humildad que nos libera de nosotros mismos para amar más y mejor a los demás, especialmente a los más pobres! ¡Nada hay más hermoso que vivir y morir como hijos de esta Iglesia madre!

 

Precisamente porque es madre de puertas abiertas, la Iglesia siempre está en camino hacia los hombres para llevarles aquel «agua viva» (cf. Jn 4,10) que riega el huerto de su corazón sediento. La santa escritora y maestra de oración fue al mismo tiempo fundadora y misionera por los caminos de España. Su experiencia mística no la separó del mundo ni de las preocupaciones de la gente. Al contrario, le dio nuevo impulso y coraje para la acción y los deberes de cada día, porque también «entre los pucheros anda el Señor» (Fundaciones 5,8). Ella vivió las dificultades de su tiempo -tan complicado- sin ceder a la tentación del lamento amargo, sino más bien aceptándolas en la fe como una oportunidad para dar un paso más en el camino. Y es que, «para hacer Dios grandes mercedes a quien de veras le sirve, siempre es tiempo» (Fundaciones 4,6). Hoy Teresa nos dice: Reza más para comprender bien lo que pasa a tu alrededor y así actuar mejor. La oración vence el pesimismo y genera buenas iniciativas (cf. Moradas VII,4,6). ¡Éste es el realismo teresiano, que exige obras en lugar de emociones, y amor en vez de ensueños, el realismo del amor humilde frente a un ascetismo afanoso! Algunas veces la Santa abrevia sus sabrosas cartas diciendo: «Estamos de camino» (Carta 469,7.9), como expresión de la urgencia por continuar hasta el fin con la tarea comenzada. Cuando arde el mundo, no se puede perder el tiempo en negocios de poca importancia. ¡Ojalá contagie a todos esta santa prisa por salir a recorrer los caminos de nuestro propio tiempo, con el Evangelio en la mano y el Espíritu en el corazón!

 

«¡Ya es tiempo de caminar!» (Ana de San Bartolomé, Últimas acciones de la vida de santa Teresa). Estas palabras de santa Teresa de Ávila a punto de morir son la síntesis de su vida y se convierten para nosotros, especialmente para la familia carmelitana, sus paisanos abulenses y todos los españoles, en una preciosa herencia a conservar y enriquecer.

 

Querido Hermano, con mi saludo cordial, a todos les digo: ¡Ya es tiempo de caminar, andando por los caminos de la alegría, de la oración, de la fraternidad, del tiempo vivido como gracia! Recorramos los caminos de la vida de la mano de santa Teresa. Sus huellas nos conducen siempre a Jesús.

 

Les pido, por favor, que recen por mí, pues lo necesito. Que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide.

 

Fraternalmente,

 Francisco

Carta del Papa Francisco al comienzo del Año de Santa Teresa

Vaticano, 15 de octubre de 2014

 

A Monseñor Jesús García Burillo. Obispo de Ávila

 

Querido Hermano:

 

El 28 de marzo de 1515 nació en Ávila una niña que con el tiempo sería conocida como santa Teresa de Jesús. Al acercarse el quinto centenario de su nacimiento, vuelvo la mirada a esa ciudad para dar gracias a Dios por el don de esta gran mujer y animar a los fieles de la querida diócesis abulense y a todos los españoles a conocer la historia de esa insigne fundadora, así como a leer sus libros, que, junto con sus hijas en los numerosos Carmelos esparcidos por el mundo, nos siguen diciendo quién y cómo fue la Madre Teresa y qué puede enseñamos a los hombres y mujeres de hoy.

 

En la escuela de la santa andariega aprendemos a ser peregrinos. La imagen del camino puede sintetizar muy bien la lección de su vida y de su obra. Ella entendió su vida como camino de perfección por el que Dios conduce al hombre, morada tras morada, hasta Él y, al mismo tiempo, lo pone en marcha hacia los hombres. ¿Por qué caminos quiere llevamos el Señor tras las huellas y de la mano de santa Teresa? Quisiera recordar cuatro que me hacen mucho bien: el camino de la alegría, de la oración, de la fraternidad y del propio tiempo.

 

Teresa de Jesús invita a sus monjas a «andar alegres sirviendo» (Camino 18,5). La verdadera santidad es alegría, porque “un santo triste es un triste santo”. Los santos, antes que héroes esforzados, son fruto de la gracia de Dios a los hombres. Cada santo nos manifiesta un rasgo del multiforme rostro de Dios. En santa Teresa contemplamos al Dios que, siendo «soberana Majestad, eterna Sabiduría» (Poesía 2), se revela cercano y compañero, que tiene sus delicias en conversar con los hombres: Dios se alegra con nosotros. Y, de sentir su amor, le nacía a la Santa una alegría contagiosa que no podía disimular y que transmitía a su alrededor. Esta alegría es un camino que hay que andar toda la vida. No es instantánea, superficial, bullanguera. Hay que procurarla ya «a los principios» (Vida 13,1). Expresa el gozo interior del alma, es humilde y «modesta» (cf. Fundaciones 12,1). No se alcanza por el atajo fácil que evita la renuncia, el sufrimiento o la cruz, sino que se encuentra padeciendo trabajos y dolores (cf. Vida 6,2; 30,8), mirando al Crucificado y buscando al Resucitado (cf. Camino 26,4). De ahí que la alegría de santa Teresa no sea egoísta ni autorreferencial. Como la del cielo, consiste en «alegrarse que se alegren todos» (Camino 30,5), poniéndose al servicio de los demás con amor desinteresado. Al igual que a uno de sus monasterios en dificultades, la Santa nos dice también hoy a nosotros, especialmente a los jóvenes: «¡No dejen de andar alegres!» (Carta 284,4). ¡El Evangelio no es una bolsa de plomo que se arrastra pesadamente, sino una fuente de gozo que llena de Dios el corazón y lo impulsa a servir a los hermanos!

 

Leer más...