Miércoles, 04 Julio 2018 11:55

El Bautismo

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El regalo de la fe, la pertenencia a la Iglesia y la amistad con Cristo

¿Qué es el bautismo? ¿Qué hace falta para bautizar a un niño? ¿Quién puede ser padrino? Si no estoy casado, ¿puedo bautizar a mi hijo? ¿Qué partes tiene la celebración del bautismo?


Descargar folleto

¿Qué es el bautismo?

El catecismo de la Iglesia Católica nos dice, en el nº 1213: “El bautismo es el fundamento de la vida cristiana, el pórtico de la vida en el Espíritu y la puerta que nos abre el acceso a los otros sacramentos. Por medio del bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo, somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión”.

 

¿Qué hace falta para bautizar a un niño?

El Código de Derecho Canónico indica las siguientes condiciones:

868 §1: Para bautizar a un niño se requiere:

1. Que den su consentimiento los padres, o al menos uno de los dos, o quienes legítimamente hacen sus veces.

2. Que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la fe católica; si falta esa esperanza, debe diferirse el bautismo, haciendo saber la razón a los padres.

 

“El bautismo es más que una tradición o un evento social:
en él hacemos a nuestro hijo el regalo más importante de su vida: el
regalo de la fe

 

¿Quién puede ser padrino?

872 En la medida de los posible, a quien va a recibir el bautismo se le ha de dar un padrino, cuya función es colaborar en su iniciación cristiana al adulto que se bautiza, o, juntamente con los padres, presentar al niño que va a recibir el bautismo y procurar que después lleve una vida cristiana congruente con el bautismo , y cumpla las obligaciones inherentes al mismo.

873 Téngase un sólo padrino o una sola madrina, o uno y una.

874 §1 Para que alguien sea admitido como padrino, es necesario que:

1. Haya sido elegido por quien va a bautizarse o por sus padres, o por quienes ocupan su lugar, o, faltando éstos, por el párroco o ministro; y que tenga capacidad para esta misión e intención de desempeñarla.

2. Haya cumplido los 16 años, o que, por justa causa, el párroco o ministro consideren admisible una excepción.

3. Sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el sacramento de la Eucaristía, y lleve una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir.

4. No esté afectado por una pena canónica legítimamente impuesta o declarada.

5. No sea el padre o la madre de quien se ha de bautizar.

 

¿Si no estoy casado puedo bautizar a mi hijo?

En estos casos, lo mejor es aprovechar el nacimiento del niño para replantearse la oportunidad del matrimonio y animarse a formalizar la relación civil y religiosamente.

Si esto no fuera posible, pregunte a los sacerdotes cuál es el proceder habitual de la Iglesia en estos casos.

 

“Cuando recibimos el sacramento del bautismo, suceden tres cosas:
se nos perdona el
pecado original, nos convertimos en hijos de Dios,
y pasamos a ser
miembros de la Iglesia

 

La celebración del bautismo

 Presentación del niño: ¿Qué nombre habéis elegido para este niño?

¿Qué pedís a la Iglesia para vuestro hijo?

Al pedir el bautismo para vuestro hijo, ¿sabéis que os comprometéis a educarlo en la fe?

¿Y vosotros, padrinos, estáis dispuestos a ayudar a los padres en esta tarea?

 Señal de la cruz.

 Proclamación de la Palabra de Dios y homilía.

 Oración de los fieles.

 Oración de exorcismo.

 Unción bautismal con el óleo de los catecúmenos, es decir, un signo de consagración, de elección y de protección, como un escudo, contra todo mal.

 Bendición del agua, recordando los momentos en los que el agua ha estado presente en la Historia de la Salvación.

 Profesión de fe. Los padres, padrinos y demás familiares, renuncian al mal en todas sus formas, y profesan la fe de la Iglesia en la que el niño va a ser bautizado. Renuncio... Creo...

Bautismo “N.., yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”

Unción con el santo Crisma, -aceite de oliva perfumado- en la cabeza, recordando la misión de sacerdote, profeta y rey que se recibe en el bautismo, con la ayuda de la gracia de Dios.

Imposición de la vestidura blanca, que simboliza que nuestro hijo es una nueva criatura, y el anhelo de que se mantenga siempre puro y sus obras sean siempre las de un cristiano.

Entrega de la luz, que se enciende del Cirio Pascual y representa la luz de la fe, que debe ser siempre protegida y alimentada, y el deseo de que el niño recién bautizado camine siempre bajo la luz de Cristo.

Bendición de los padres

Padrenuestro

Visto 240 veces Modificado por última vez en Miércoles, 04 Julio 2018 12:04

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

La Diócesis de Palencia

Obispado de Palencia
C/ Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia (ESPAÑA)
Teléfono: 979 70 69 13
Fax: 979 74 53 14
Enviar Mail