“Aquí estoy, envíame” Domund-2020

Un año más nos acercamos al Domund, la Jornada Mundial de las Misiones, que se celebraremos mañana domingo, 18 de octubre. Esta Jornada, convocada por el Papa para implicar a todos en la misión de la Iglesia, se celebra sin interrupción desde 1926, pero este año se enfrenta a una situación difícil por la pandemia.

 

 

El DOMUND, el Domingo Mundial de las Misiones

 

El Domund es una Jornada universal que se celebra cada año en todo el mundo, el penúltimo domingo de octubre, para apoyar a los misioneros en su labor evangelizadora, desarrollada entre los más pobres.

El Domund es una llamada a la responsabilidad de todos los cristianos en la evangelización. Es el día en que la Iglesia lanza una especial invitación a amar y apoyar la causa misionera, ayudando a los misioneros.

Los misioneros dan a conocer a todos el mensaje de Jesús, especialmente en aquellos lugares del mundo donde el Evangelio está en sus comienzos y la Iglesia aún no está asentada: los territorios de misión.

La actividad pastoral, asistencial y misionera de los territorios de misión depende de los donativos del Domund. Este día es una llamada a la colaboración económica de los fieles de todo el mundo.

Las necesidades en la misión son muchas. Mediante el Domund, la Iglesia trata de cubrir esas carencias y ayudar a los más desfavorecidos a través de los misioneros, con proyectos pastorales, sociales y educativos. Así, se construyen iglesias y capillas; se compran vehículos para la pastoral; se forman catequistas; se sostienen diócesis y comunidades religiosas; se mantienen hospitales, residencias de ancianos, orfanatos y comedores para personas necesitadas en todo el mundo.

En los territorios de misión la Iglesia sostiene casi 27.000 instituciones sociales, que representan el 24% de las de la Iglesia universal, y más de 119.000 instituciones educativas, que representa el 54,86 % del total de centros educativos que atiende la Iglesia en todo el mundo.

Todos estos proyectos son financiados con los donativos recogidos en el Domund. Las misiones siguen necesitando ayuda económica, y por eso es tan necesaria la colaboración de todos.

 

Las ayudas del DOMUND

 

Los 1.115 territorios de misión, dependen de las ayudas del Domund. La Iglesia apoya equitativamente a todas las misiones, sin importar la congregación o nacionalidad de sus misioneros, cuidando de una manera especial aquellas que tienen más necesidades. Así, 120 países organizan sus colectas y las ponen a disposición del Santo Padre que pasan a formar parte del Fondo Universal de Solidaridad de la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe ‒responsable del Domund‒.

La Asamblea General de OMP, por encargo del Papa, mira las necesidades y distribuye las ayudas, gran parte de las aportaciones sostienen las necesidades ordinarias de los territorios de misión. También se apoyan proyectos extraordinarios para llevar adelante la evangelización y la promoción humana.

Gracias a la generosidad de los españoles, en 2019 se enviaron a las Misiones 10.527.782,81 €, que fueron recaudados en la Jornada del Domund de 2018, y a lo largo de todo el año con donativos periódicos, herencias, etc.

 

En Palencia, durante el año pasado, la cifra de recaudación con destino a las misiones fue de 149.328,82 €, desglosada de la siguiente manera:

• DOMUND: 131.966,18

San Pedro Apóstol: 6.075,12

San Pedro Apóstol: 6.075,12

 

Que el COVID-19 no frene tu donativo

 

Desde Obras Misionales Pontificias y desde la Delegación de Misiones de Palencia se anima a que la situación sanitaria no obstaculice el donativo de aquellos que quieran participar en la misión de la Iglesia.

A pesar de que en muchas parroquias las colectas no se están realizando con normalidad, y en los colegios se debe evitar el contacto con el dinero en efectivo -no habrá por lo tanto huchas -, se puede colaborar de muchas formas:

 

Así, OMP ha habilitado las siguientes vías para facilitar los donativos:

Bizum: a través de la app de tu banco al 00500

• Transferencia: ES32 0049 5117 2821 1009 4950

• En la web: www.domund.es

• Por teléfono: 91 590 00 41

 

 

Por su parte, desde la Delegación de Misiones de la Diócesis de Palencia se facilitan los siguientes números de cuenta:

Banco Popular: ES 74 0075 0142 5106 0033 0438

Unicaja Banco: ES 63 2103 4538 2800 1364 7514

Banco Santander: ES 14 0049 6740 6322 9502 6911

 

 

Quien desee que este donativo sea tenido en cuenta de cara a desgravaciones en la Declaración de la Renta, deberá hacer llegar sus datos (nombre, apellidos, DNI y domicilio fiscal) a:

Delegación de Misiones de Palencia.

Casa de la Iglesia. Calle San Marco, 3

34001 - PALENCIA

Tfno. 979 74 35 59           Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

LOS MISIONEROS Y MISIONERAS PALENTINOS

 

En el momento actual hay 327 misioneros palentinos repartidos por el mundo. De ellos, 178 son hombres y 149 mujeres. Repartidos por América, Asia, África y Europa, hay presencia misionera palentina en 51 países de todo el mundo.

También es de reseñar que un total de 108 misioneros y misioneras están en condición de “regresados” en España. Esto se debe, fundamentalmente a la situación creada por el Covid-19 en muchas partes del mundo y a la avanzada edad de muchos de nuestros misioneros.

Por su estado canónico nuestros misioneros se distribuyen de la siguiente manera:

Consagrado/a: 238

Laico/a: 1

Obispo: 1

Obispo emérito: 1

Sacerdote Diocesano:  13

Sacerdote Religioso:  73

 

 

¿A QUÉ SE DEDICAN NUESTROS MISIONEROS?

 

Es difícil que nuestros misioneros, en sus lugares de misión se dediquen a una sola cosa, pues la labor es grande. Tras esta salvedad, la dedicación principal de nuestros misioneros sería la siguiente: Pastoral (23%), Educación (20%), Servicios Generales (12%), Formación Vocacional (8%), Sanidad (8%), Desarrollo y Promoción (5%), Jóvenes (5%), Niños (5%), Promoción de la Mujer (4%), Ancianos (2%), Animación Misionera (2%), Campesinos (2%), Diálogo interreligioso (2%) y Nativos e indígenas (2%).

 

 

 POR CONTINENTES Y PAÍSES

 

EUROPA: 26 misioneros

Italia (16), Portugal (4), Francia (3), Austria (1), Inglaterra (1) y Rumania (1).

ASIA: 25 misioneros

Japón (6), China (4), Filipinas (4), Israel (2), Tailandia (2), Taiwán (2), India (1), Kazajistán (1), Singapur (1), Timor Oriental (1) y Vietnam (1).

ÁFRICA: 22 misioneros

Angola (5), Mozambique (3), Chad (2), Costa de Marfil (2), Marruecos (2), Argelia (1), Benín (1), Congo R.D. (1), Etiopía (1), Kenia (1), Malí (1), Ruanda (1) y Sudáfrica (1).

AMÉRICA: 254 misioneros

Argentina (40), Perú (33), Venezuela (33), Chile (23), Bolivia (14), Ecuador (14), México (14), Guatemala (12), Puerto Rico (12), Colombia (11), Brasil (9), Estados Unidos (7), El Salvador (6), Costa Rica (5), Rep. Dominicana (5), Uruguay (5), Honduras (4), Nicaragua (3), Paraguay (2), Cuba (1), y Panamá (1).

 

 

 

COMPARTIMOS UN TIEMPO “RECIO”

 

Daniel Trigueros García y María Ángeles Rodríguez

Delegación Diocesana de Misiones

 

Es tiempo marcado por sufrimientos y desafíos causados por la pandemia del COVID-19, estamos realmente asustados, desorientados y atemorizados. El dolor y la muerte nos hacen experimentar nuestra fragilidad humana; pero al mismo tiempo somos conscientes de que compartimos un fuerte deseo de vida y de liberación.

En un momento en el que la enfermedad, el sufrimiento, el miedo, el aislamiento interpelan fuertemente, la misión que Dios confía a cada uno hace pasar del yo temeroso y encerrado al yo reencontrado y renovado por el don de sí mismo. En este contexto, la llamada a la misión, la invitación a salir de nosotros mismos por amor de Dios y del prójimo se presenta como una oportunidad para compartir, servir e interceder.

La misión, la “Iglesia en salida” no es un programa, una intención que se logra mediante un esfuerzo de voluntad. Es Cristo quien saca a la Iglesia de sí misma. En la misión de anunciar el Evangelio, te mueves porque el Espíritu te empuja y te trae. Haber recibido gratuitamente la vida constituye ya una invitación implícita a entrar en la dinámica de la entrega de sí mismo (...)

Entrar en la dinámica de la entrega

La misión es una respuesta libre y consciente a la llamada de Dios, pero podemos percibirla sólo cuando vivimos una relación personal de amor con Jesús vivo en su Iglesia.

Comprender lo que Dios nos está diciendo en estos tiempos de pandemia también se convierte en un desafío para la misión de la Iglesia: nos cuestiona la pobreza de los que mueren solos, de los desahuciados, de los que pierden sus empleos y salarios, de los que no tienen hogar ni comida.

Ahora, que tenemos la obligación de mantener la distancia física y de permanecer en casa, estamos invitados a redescubrir que necesitamos relaciones sociales, y también la relación comunitaria con Dios. Lejos de aumentar la desconfianza y la indiferencia, esta condición debería hacernos más atentos a nuestra forma de relacionarnos con los demás.

En este contexto, la pregunta que Dios hace: «¿A quién voy a enviar?», se renueva y espera nuestra respuesta generosa y convencida: «¡Aquí estoy, mándame!» (Is 6,8).

La celebración de la Jornada Mundial de la Misión significa reafirmar cómo la oración, la reflexión y la ayuda material son oportunidades para participar activamente en la misión de Jesús en su Iglesia. (Papa Francisco).

¡SENSIBILICEMOS A NUESTRAS COMUNIDADES CRISTIANAS EN ESTE DESAFIO Y TAREA MISIONERA! ¡ANIMEMOS A PARTICIPAR EN ESTA especial JORNADA DEL DOMUND!

Cada cual, en su parroquia, comunidad, grupo, sabrá cómo, la manera más adecuada en las actuales circunstancias adversas... Acudamos también a la creatividad, imaginemos modos, inventemos cauces...

Tags: ,

La Diócesis de Palencia

Obispado de Palencia
C/ Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia (ESPAÑA)
Teléfono: 979 70 69 13
Fax: 979 74 53 14
Enviar Mail