Cartas y Artículos

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

Casi todos los que hemos hecho una visita a una catedral hemos experimentarnos que nos hallamos ante un edificio que testifica el paso de los siglos en la historia. Podemos recordar las etapas de su construcción, o las catedrales sucesivas en un mismo lugar; visitar una catedral es conocer un poco la historia de España o de una ciudad concreta, Sevilla, Toledo, Madrid, León, Burgos o Palencia.

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

Todos los días, en la radio, escucho que si hoy es el día de la zanahoria, o de la cigüeña, etc. Todos los sabemos. Antes los santos marcaban los días, actividades y las festividades, pero últimamente la secularización ha llegado a muchas fechas del calendario.

+ Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia.

En la catedral está expresado lo fundamental de la vida cristiana para quien sabe ver lo invisible a través de lo visible que son la fe, la esperanza y la caridad. ¿Qué espacios resaltar de esta casa? La puerta, abierta a todos (Apoc 21), por donde entramos, que es la fe en Cristo y el Bautismo, que nos hace libres. Hay asientos, porque no somos esclavos sino hijos. Las paredes o muros representan la doctrina y la oración; la caridad está expresada en la argamasa o cemento que une a las piedras; el techo expresa que la comunidad está abierta a todos para acoger a los que buscan un techo, un hogar, un calor. En la Catedral hay lámparas y velas, que nos hablan de la misión de la comunidad que es iluminar y alumbrar con las buenas obras. El suelo del templo insinúa la humildad de Cristo y nuestra humildad. En nuestra catedral hay un coro, indicando que la vida de la comunidad tiene que ser un himno alegre de alabanza al Señor, un himno sinfónico, donde se articulan y ensamblan las voces distintas de las personas diversas y unidas en armonía. Las columnas de la catedral representan a los apóstoles y la caridad.

+ Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

El pasado día 1 de junio comenzó la celebración del VII Centenario de la Catedral de Palencia. El 1 de junio de 1321 fue puesta la primera piedra de la catedral gótica de Palencia; es la cuarta catedral, porque primero está una visigótica, otra protorománica, otra segunda románica de la cual quedan vestigios, y la actual gótica.

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

“Adiós -dijo el zorro- he aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos. - Lo esencial es invisible a los ojos -repitió el Principito para acordarse- Lo que hace sea importante a tu rosa, es el tiempo que has perdido con ella” (Saint Exupery, en El Principito). “No te fijes en su apariencia ni en lo elevado de su estatura... No se trata de lo que vea el hombre. Pues el hombre mira a los ojos, más el Señor mira el corazón” (I Sam 16, 7). Esto es lo que le dijo el Señor a Samuel, cuando Samuel iba a ungir como rey a David.

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

Este domingo celebramos el día del Corpus Christi, o del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Es una fiesta especial, porque, a diferencia de los domingos y días de fiesta, esta fiesta quiere proclamar por las plazas y calles de nuestros pueblos y ciudades el amor más grande que es Jesucristo, el que se entregó como nadie hasta el final, hasta dar la vida por sus amigos e incluso por sus enemigos, por todos. Es verdad que este año no podemos salir a las calles y plazas de nuestros pueblos y ciudades por la pandemia y sus secuelas, pero no por eso debemos dejar de caer en la cuenta, apreciar, valorar, agradecer, cantar al “amor de los amores” que cantaba el poeta agustino, palentino y, por más señas, carrionés, y seguir sus ejemplos de amor.

La Diócesis de Palencia

Obispado de Palencia
C/ Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia (ESPAÑA)
Teléfono: 979 70 69 13
Fax: 979 74 53 14
Enviar Mail

Buscar