Cartas y Artículos

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

Hoy es martes, y acaba de finalizar la votación de investidura en el Congreso de Diputados. Yo lo he seguido intermitentemente como un ciudadano más desde los medios de comunicación social, a ratos desde la televisión y a ratos desde la radio. Como muchos, porque lo he oído en los medios y en la calle, ha habido momentos en los que me he sentido mal. Me ofendían muchas palabras, pero más las actitudes y determinados gestos. Me ofendían los insultos, las acusaciones, los silencios, las descalificaciones personales, muchos aplausos y muchos levantamientos, olvidos, verdades a medias o mentiras enteras. He percibido, entre otras cosas, heridas infectadas, odio, anhelos de revancha. Me dolía más porque en estos días nos hemos deseado una feliz navidad y un feliz y próspero año nuevo. Y me preguntaba: ¿Esto es lo que todos queremos? ¿Esto es contribuir al bien de España, a una buena convivencia, construir futuro y bien común? ¿Este es el espíritu de la Constitución y de la transición? ¿Es este un ejemplo para todos los ciudadanos, para las nuevas generaciones, ejemplo de una sana convivencia? Considero, como ciudadano y creyente, que no.

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

Me gusta seguir de cerca los viajes que el papa Francisco realiza tanto en el interior de Roma a Italia como, sobre todo, los que realiza a diversas naciones del mundo, casi siempre lejos de las pretendidas naciones cristianas. Así he seguido con atención el último viaje, el que realizó a Tailandia y a Japón, sus entrevistas y visitas significativas tanto con cristianos como con creyentes de otras religiones o tradiciones. Particularmente son interesantes sus discursos en Hiroshima. En el Memorial de la Paz de Hiroshima, “encrucijada de muerte y vida, de derrota y renacimiento, de sufrimiento y de piedad”, emitió un significativo mensaje que no podemos pasar por alto como dice José Román Flecha en su artículo en el Diario de León del pasado día 7 de diciembre y que ahora recojo.

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

«No existe nadie que no ame» (San Agustín). Hemos sido creados por amor y para amar. El amor es el principio de nuestro ser y actuar. Esa es la esencia de todo ser humano. No nos definimos por ser racionales, aunque la razón es uno de nuestros dones, ni por la mortalidad, que es también nuestro horizonte, etc. sino por amar y ser amados. Hemos sido amados por nuestros padres, y Dios, a través de su amor, nos ha amado y nos ha dado la vida.

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

Desde hace 53 años, en la Iglesia Católica, el 1 de enero, solemnidad de Santa María, Madre de Dios, se celebra la Jornada Mundial de la Paz. Fue el papa, hoy santo, Pablo VI, el que la inició. Es una Jornada donde se nos invita a orar y trabajar por la paz en la tierra. Cada año, el papa nos regala un mensaje, como si fuera un objetivo que todos tenemos que trabajar y conseguir día a día y paso a paso -personas, familias, pueblos, ciudades, regiones, naciones, continentes, civiles, militares, políticos, sindicatos, creyentes y no creyentes, niños, adultos, y mayores, todos- con nuestra mente, nuestras manos y nuestros corazones.

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

No sólo para el cristiano, sino creo que, para todo hombre y mujer, es central el amor. El amor guía nuestros corazones, orienta nuestras mentes y mueve nuestras manos. El amor es lo más profundo que podemos del ser humano. La ciencia y el conocimiento pueden ser de gran importancia, pero como tales no pueden hacer que una persona sea buena y viva feliz. Tan sólo el amor es capaz de hacerlo. ¿De qué serviría conocer lo que es bueno si uno no es capaz de amarlo? El amor renueva al hombre.

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

Se suele decir que Andalucía es tierra de María; otros lo extienden a toda España y creo que nosotros también podemos decir que Palencia es tierra de Santa María. Solamente tenemos que recorrer la geografía para encontrarnos con multitud de ermitas y santuarios donde se honra a la Virgen María en diversidad de advocaciones, todas entrañables y respetables, de la Madre de Dios.

+ Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA. Obispo de Palencia

Sin duda alguna todos hemos oído algo sobre el Sínodo de la Amazonía. Lo convocó el papa Francisco el año pasado y se ha celebrado en octubre pasado, durante 21 días, en Roma. Al final se ha hecho público un documento, que, aunque no es el definitivo pues este lo hará público el Papa, pero ya apunto algunas líneas o puntos que nos interesan a todos, no sólo porque la iglesia es universal y lo que afecta a una porción tiene que ver con todos, sino también porque nos afecta a nosotros.

La Diócesis de Palencia

Obispado de Palencia
C/ Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia (ESPAÑA)
Teléfono: 979 70 69 13
Fax: 979 74 53 14
Enviar Mail