“Los preferidos en mi Reino”: ALPE en el Centenario de la Catedral

Esta mañana, el claustro de la Catedral de Palencia ha sido testigo de la inauguración de “Los preferidos en mi Reino”… una nueva oportunidad de disfrutar de la obra artística de la palentina Hna. Mari Cruz Báscones, “ALPE”, que se suma a los actos del VII Centenario de nuestra Seo.

 

Ver fotos de la inauguración

 

LA HNA. MARI CRUZ BÁSCONES

 

Mari Cruz Báscones nace en Oteros de Boedo, pero su infancia transcurre en Báscones de Ojeda hasta que ingresa en la Congregación de las Hijas de Jesús (Jesuitinas).

Ha sido voluntaria durante más de 30 años en la cárcel de Martutene (San Sebastián). Allí ha sentido empatía con los presos y les ha regalado su ser artista...para ellos y con ellos. Ella dice que la fuente de inspiración son ellos, y muchas veces también sus cocreadores. En medio de las tinieblas siempre hay un rayo de luz y, al final del túnel, vida y esperanza. También ha llevado a cabo diversas actividades con Cáritas diocesana, y parroquial.

Lleva más de 50 años anunciando el Reino de Dios con su arte. Es una artista polifacética, y en parte autodidacta. Sus óleos, cerámica vitrificada al fuego -esmaltes- acuarelas, técnica mixta, esculturas y dibujos siempre están al servicio del Evangelio y de la nueva evangelización. Combina arte y mensaje, vida actual y relato. Plasma lo que ve y siente y no sólo ella sino los pobres de al lado, de la puerta de enfrente. Quiere y pretende traspasar la frontera del arte y la creación en sí misma. El objetivo es llegar al corazón, hacer preguntas, proponer respuestas de esperanza, y siempre con símbolos, colores llamativos y gestos. Algunas veces desgarradores y otras dulces y tiernos.

Su nombre artístico es ALPE, que significa Al Padre, al Padre y Madre Dios, al Dios revelado en la persona de Jesus de Nazaret, el Hijo de Dios encarnado. Todo ello con un fin: que Dios sea conocido y amado, que el Reino -lleno de esperanza, justicia y paz para todos- vaya creciendo, pero muy especial-mente para los descartados, los que están en la cuneta de la vida.

Ha realizado exposiciones en Bilbao, San Sebastián, Madrid, Santander, Burgos, León, Palencia... y en pueblos de Palencia como son Aguilar de Campoo, Paredes de Nava, Herrera de Pisuerga, Báscones de Ojeda. Parte de sus obras están esparcidas por Japón, Chile Argentina, Bolivia, Filipinas, Italia y el grueso de su obra está depositada y expuesta en el Obispado y en la Casa Sacerdotal de Palencia. Porque es su deseo que permanezca en su tierra, en Palencia, y sea un medio de evangelización en el presente y en el futuro y así, contribuir con su arte a la nueva evangelización. En resumen, arte y fe, vida y Evangelio, donde los pobres sean los preferidos.

Con motivo del VII Centenario de la Catedral de Palencia vuelve a exponer en el claustro de nuestra seo. Esta vez con el título “Los preferidos en mi Reino”, dedicado al Santo Padre Francisco. Con esta exposición -dice Mari Cruz, la autora- quiere agradecer al Señor la oportunidad que le ha dado de vivir con los más pobres de este mundo: «ellos están en mis cuadros para recordarles que no están solos. A través de los años he conocido sus vidas. En las chabolas del campamento de gitanos, durante las tardes de invierno, hemos compartido el calor de sus pobres estufas disfrutando de la alegría de estar juntos, charlando y jugando con los niños, mientras la doctora curaba a los que estaban enfermos. En la cárcel, los presos me han hablado, a través de expresiones artísticas llenas de emoción y sentimiento, de sus anhelos y dificultades, de su tristeza, pero también muchos de ellos de la esperanza en su búsqueda de Dios. Los hijos de la noche, refugiados en las casas de acogida, me han dado testimonio de su capacidad de sufrimiento, pero además de su lucidez, para ver y apreciar la alegría en todo cuanto es pequeño en apariencia, pero grande para quién nada tiene. Todos ellos, sin excepción, están representados en los grabados recogidos en esta exposición. Ellos son los preferidos del Padre y a quienes siento mis hermanos. Sé que Él cuida siempre de ellos como hijos suyos que son y que los sentará a la mesa del Reino prometido».

Con esta exposición quiere contribuir a expresar que la Catedral, como Iglesia madre que es para todos los palentinos -ella siempre se incluye- debe de ser casa común y acogedora para todos, pero sobre todo para los más pobres.

 

 

LOS PREFERIDOS DE MI REINO

 

A todos los más olvidados de esta tierra. En esta exposición he querido recoger a todos con los que con amor y cariño he vivido estos años. Han pasado muchos años en los que he aprendido mucho, me han enseñado a querer al hermano, a estar con ellos a solas y sonreír a su lado.

Drogadictos, ancianos solos, encarcelados, emigrantes rumanos, hijos de la noche, refugiados y cristianos perseguidos... con estos últimos no he convivido, pero los traigo grabados en mis cuadros.

Con los drogadictos no tengo palabras... es un sufrimiento tremendo. Con el anciano solo viviendo soledad. Con los hijos de la noche he pasado noches de cielo. Con los encarcelados con el barro entre las manos haciendo cerámica. Con los emigrantes rumanos junto al río en sus chabolas queriendo y acompañando. Con los refugiados y perseguidos pidiendo a Dios por ellos que cuide de sus vidas y sí felices en esta tierra.

A todos los más olvidados un abrazo de hermano.

 

La Diócesis de Palencia

Obispado de Palencia
C/ Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia (ESPAÑA)
Teléfono: 979 70 69 13
Fax: 979 74 53 14
Enviar Mail

Buscar