Frente a la indecente precariedad, trabajo decente

Escuchar rueda de prensa

Con motivo de la próxima celebración el día 7 de octubre, del Día Mundial por el Trabajo Decente, la coordinadora diocesana “Iglesia por el Trabajo Decente” invita a toda la comunidad diocesana y a la sociedad palentina a tomar mayor conciencia de la capital importancia del trabajo para el bienestar de las personas y para la armonía social.

 

Para presentar las motivaciones y actos con los que se va a celebrar este Día en muestra Diócesis, hoy, 3 de octubre, se ha celebrado una rueda de prensa en la que han participado José Antonio Margüello, director del Secretariado de Pastoral Obrera y del Trabajo de la Diócesis de Palencia, y Roberto Fraile, miembro de HOAC.

 

 

Orientados por la Doctrina Social de la Iglesia "Iglesia por el Trabajo Decente" denuncia la indecente precariedad vital a que se ven arrastrados muchos trabajadores con sus familias, por el creciente deterioro del actual mercado laboral, que descarta y excluye del trabajo a unos, y somete a otros a unas condiciones de trabajo indignas e inhumanas.

El empleo que se está creando, tras cinco años de recuperación económica, sigue marcado por la precariedad y la exclusión. Más del 90% de los contratos registrados son de duración limitada, lo que, unido al incremento de la volatilidad de los contratos temporales, la reducción de su duración, el aumento del encadenamiento de contratos y de la jornada parcial, nos conduce a un escenario donde “disponer de un empleo ya no es sinónimo de integración”, como dice el último Informe Foessa. Esta situación se agrava por el elevado número de personas en situación de desempleo (3,3 millones; 47% con más de un año en paro) y con más de un millón de hogares con todos sus miembros activos en paro.

“Iglesia por el Trabajo Decente” centra su denuncia sobre la indecente precariedad que descarta a millones de personas del acceso a un “trabajo decente y no de cualquier modo”, en palabras del papa Francisco.

 

Descargar DÍPTICO DE DIFUSIÓN

Descargar DÍPTICO REFLEXIÓN

Descargar GUIÓN LITÚRGICO PARA EUCARISTÍA

 

NO CUALQUIER TRABAJO, SINO TRABAJO DECENTE

 

1. El que puede ser elegido libremente, y se adapta a los talentos del que trabaja.

2. El que respeta las peculiaridades de cada trabajador, sin discriminación alguna.

3. El que se realiza con seguridad para la vida y la salud del trabajador.

4. El que está regulado por un contrato, y excluye la economía sumergida.

5. El que ofrece estabilidad, y elimina la temporalidad y la incertidumbre.

6. El que tiene un salario justo que cubre las necesidades de una vida familiar digna.

7. El que posibilita el descanso y las vacaciones remuneradas.

8. El que garantiza la cobertura social en caso de desempleo.

9. El que asegura unas condiciones de vida dignas cuando el trabajador se jubila.

10. El que permite al trabajador sindicarse y participar en las decisiones que le afectan.

11. El que permite al trabajador realizarse como persona, madurar y perfeccionarse.

12. El que deja espacio al trabajador para su vida familiar, social, cultural, espiritual.

 

 

 

MANIFIESTO “IGLESIA POR EL TRABAJO DECENTE”

FRENTE A LA INDECENTE PRECARIEDAD, TRABAJO DECENTE, COMO DIOS QUIERE

 

 

Por quinto año consecutivo, las organizaciones que integramos la «Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente» (ITD) celebramos el 7 de octubre la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Al mismo tiempo que la Organización Internacional del Trabajo nos recuerda la urgente necesidad de orientar todos los esfuerzos a asegurar una transición justa a un futuro del trabajo que contribuya al desarrollo sostenible en sus dimensiones económica, social y ambiental. Es decir, a superar la indecente precariedad.

Cuando hablamos de precariedad laboral lo hacemos de vidas truncadas, vulnerables y violentadas; de personas explotadas y abusadas por contratos temporales y eventuales, con sueldos que no concuerdan con las horas realizadas, sin seguridad en el puesto de trabajo, sin posibilidad de conciliar trabajo y familia. Así el trabajo está lejos de ser un derecho que garantice la dignidad de la persona, y frene el aumentado del número de trabajadores y trabajadoras pobres.

El testimonio de Alberto, pone voz a esta realidad. «Actualmente trabajo 16 horas semanales y cobro 560 euros. La respuesta de mi jefe las veces que le he comentado el tema del salario, de la categoría siempre han sido: “Ahora no es el momento”, “la cosa está muy mal”, “ahora no hay dinero”. Encima hay otras personas que insinúan que no me esfuerzo lo suficiente, que no trabajo lo que debería, que el trabajo no lo es todo para mí, vamos, QUE LA CULPA ES MÍA».

Ante estas situaciones de precariedad el papa Francisco nos dice: “cuando la sociedad está organizada de tal modo, que no todos tienen la posibilidad de trabajar, de estar unidos por la dignidad del trabajo, esa sociedad no va bien: ¡no es justa! Va contra el mismo Dios, que ha querido que nuestra dignidad comience desde aquí. La dignidad no nos la da el poder, el dinero, la cultura, ¡no! ¡La dignidad nos la da el trabajo!”

Como organizaciones y movimientos de Iglesia, sensibles ante esta realidad y encarnados en ella, en esta Jornada Mundial urgimos y reivindicamos a todos los agentes políticos, económicos y sociales que participan en la organización del trabajo, que:

- Todos los poderes públicos se comprometan de forma activa en la construcción de un sistema económico, social y laboral justo, fraterno y sostenible que sitúe a la persona en el centro.

- El trabajo sea garante de dignidad y justicia, así como del desarrollo integral de la persona, de sus capacidades, dones y vocación.

- El trabajo sea fuente de reconocimiento social y personal, a través de la dignificación de los cuidados, con nuevos planteamientos de políticas sociales, de género y educativas en igualdad entre mujeres y hombres, sin olvidar el derecho a una conciliación real de la vida familiar y laboral.

- El trabajo es para la vida, por lo que es imprescindible que se realice en condiciones que garanticen la integridad física y psíquica de la persona.

Como Iglesia viva, insertada en el mundo donde bulle la vida, unimos nuestras fuerzas y compromisos como gesto profético, e invitamos a toda la Iglesia, a las comunidades, movimientos sociales y personas de buena voluntad a celebrar y reivindicar juntos esta jornada.

Palencia, 7 de octubre de 2019

INICIATIVA “IGLESIA POR EL TRABAJO DECENTE (ITD)”

 

Entidades diocesanas de Palencia que integran la Iniciativa “Iglesia por el Trabajo Decente” (I.T.D. - Palencia):

 

CÁRITAS DIOCESANA • CONFERENCIA ESPAÑOLA DE RELIGIOSOS (CONFER) • HERMANDAD OBRERA DE ACCIÓN CATÓLICA (HOAC) • JUSTICIA Y PAZ • JUVENTUD ESTUDIANTE CATÓLICA (JEC) • PROFESIONALES CRISTIANOS • ACCIÓN CATÓLICA GENERAL • DELEGACIÓN DE ACCIÓN CARITATIVA Y SOCIAL • SECRETARIADO DE PASTORAL OBRERA Y DEL TRABAJO • DELEGACIÓN DE APOSTOLADO SEGLAR • VICARÍA DE PASTORAL • GRUPO DE ACCIÓN SOCIAL - PARROQUIA SAN ANTONIO • EQUIPO DE PASTORAL OBRERA - PARROQUIA AGUILAR • DELEGACIÓN DE PASTORAL JUVENIL • ESCUELA DIOCESANA DE TIEMPO LIBRE • RELIGIOSAS DE MARÍA INMACULADA • PARROQUIA DE CEVICO DE LA TORRE • CÁRITAS DE VILLAMURIEL • PARROQUIA DE PRÁDANOS DE OJEDA • FUNDACIÓN “HOMBRES NUEVOS”

 

 

 

 

La Diócesis de Palencia

Obispado de Palencia
C/ Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia (ESPAÑA)
Teléfono: 979 70 69 13
Fax: 979 74 53 14
Enviar Mail